La Quiche de salmón ahumado

Por Lionel Kante

@gastrowise_ar


Algo sencillo, para variar un poco


Mientras seguimos quedándonos en casa a la espera de volver a nuestra vida normal, no siempre tenemos tiempo o ganas de preparar platos épicos. A veces menos es más y una comida sencilla como una tarta puede hacer maravillas.


Tiempo y espacio


Luego de estar casi cinco meses en aislamiento preventivo, he experimentado una gran variedad de situaciones y sensaciones. Aquellos que tuvimos la suerte que nuestro trabajo solamente se viera afectado por tener que montar una suerte de oficina en casa de un día para otro, podemos dar fe a estar alturas de cierto desbarajuste en nuestras actividades y horarios.


Todos trabajando en casa, los chicos atendiendo a clases, salvo que haya espacio de sobra, esta fórmula puede llegar a ser bastante explosiva… algunas veces terminamos estando “conectados” más horas que de costumbre y con pelos de punta.


Personalmente, ya saben que mi manera de liberar de todo ese estrés, es buscar una linda receta; conseguir los ingredientes, poner un poco de música y dejarme llevar por la cocina.

El calor de las cacerolas y del horno, los aromas de las especias y la adrenalina de “no perder el norte” de la preparación todo en su conjunto crean un mundo paralelo. Una realidad alternativa que, aunque sea por un rato me transporta a otro lugar. Finalmente, cuando apoyo los platos sobre la mesa aparezco nuevamente en esta realidad, renovado y listo para seguir adelante.


Reconozco que no a todos nos puede resultar muy relajante embarcarnos en una receta de cocina. Hay días en los que las tareas cotidianas y el bullicio de la casa nos deja knocked out y solamente queremos cocinar algo rápido y que si es rico mucho mejor. Se nos antoja un plato plug & play que sin tantas vueltas o desafíos nos devuelva la energía.


La propuesta


Esta semana vamos a relajar un poco; entonces, si les parece interesante les propongo cocinar un quiche de salmón ahumado, brócoli y queso fontina.


Es una receta muy fácil, y para hacerla más simple aún, vamos a usar los discos de hojaldre que se consiguen en el supermercado.


Los ingredientes no son algo que haya siempre en la heladera, pero por ahí podés pensar cuál noche de la semana te vas a encontrar con la guardia más baja y así podrás comprar todo con antelación.


Las quiches y las tartas son salvavidas que nos sacan de un apuro más de una vez. Esta que les propongo hoy sale un poco de la pascualina, o la tarta de jamón y queso que generalmente hacemos, de manera que no solo sea un “salir del paso”, sino que a su vez, tenga algo de especial.


Para estimular un poco más los sentidos; como siempre, pongamos buena música. Si no los conocen, les dejo dos nombres que pasan bastante seguido por mi playlist: Duncan Sheik y Glen Phillips. Los dos hacen un tipo de música que devuelve el alma al cuerpo.


Ah claro… nos falta el vinito. Bueno esta semana probé una uva que no sabía que había en Argentina. La variedad se llama Glera y en Italia la usan para hacer Prosecco. Hay una bodega que allá por 1940 la implantó en Argentina y la ofrece no como vino espumoso sino directamente elaborada como un vino blanco. Me parece que funciona bastante bien para este quiche.


La receta

Ingredientes (para 4 personas, acompañado de alguna ensalada de hojas verdes)

1 disco de hojaldre para tarta

½ flor de brócoli hervida

150 grs de queso fontina en cubos

150 grs de queso fresco en cubos

200 grs de salmón ahumado cortado en tiras

4 huevos grandes

100 cc de crema de leche o 2 cucharadas de queso crema

150 grs de queso rallado o en hebras para que se gratine la parte de arriba de la tarta (ocional)

Dill deshidratado u hojas de hinojo picadas a gusto (el hinojo y el salmón combinan MUY bien!)

Sal y pimienta a gusto

Pan rallado y rocío vegetal (para la tartera, opcional)



Preparación

  • Fonzar la tartera con uno de los discos de hojaldre (el que te sobra reservalo para otra tarta ya que esta no lleva tapa). Opcionalmente antes de colocar la masa en la tartera podés rociar a esta última con un poco de rocío vegetal y a su vez colocarle un poquito de pan rallado (como si fuera que enharinas un molde). Esto hace que la masa se dore bien y quede con una crocancia extra.

  • Colocar en el fondo las flores de brócoli cortadas groseramente sin encimarlas tanto.

  • Luego entre las flores y por encima de ellas intercalar los quesos fontina y fresco.

  • Poner las tiritas de salmón entre los recovecos que hayan quedado.

  • Preparar el aparato. Batir un poco los huevos (básicamente romper el ligue de yemas y claras) agregar la crema o el queso crema según se desee. Incorporar bien.

  • Agregar el dill o hinojo picado. Salpimentar a gusto.

  • Verter el aparato por encima de los ingredientes de la tarta.

  • Terminar con el queso rallado o las hebras de queso por encima de la tarta.

  • Llevar a horno moderado por 40 minutos.


Notas

Para que no nos queden dudas aquí va la aclaración de algunos de los términos usados en la receta:


  • Fonzar: Es la técnica de forrar un molde de tarta con masa, marcando el ángulo que forma la base con las paredes del molde. Si no se hace llegar la masa correctamente al ángulo, se corre el riesgo de que la masa al cocinarse se baje y se escape el relleno.

  • Aparato o Aparejo (del francés Appareil): Es una mezcla homogénea y más o menos líquida de varios ingredientes que forman parte de una composición, antes de su cocción. En el caso de los quiches o tartas también se suele denominar “Migaine”.


#receta10 #quichedesalmonahumado #salmon #receta #cocina #gastronomia #gastrowisear #invierno #foodporn #foodie #vino #conectados #compartir #familia #family #tasting #wine #mundodivino #conectadosporelvino #vinosfera #vinosferawinegallery

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

CONTACTANOS 

CONTACTO

Tienda online / Online shop

Buenos Aires, Argentina. CP 1425

Tel. 011 4833.4650

contacto@vinosfera.com.ar

Reservas y Delivery hasta las 17:00 hrs

© 2020 by bertbruhl. VINOSFERA WINE GALLERY